BICICLETAS PASEO MUJER

bicicleta paseo mujer

Desde la aparición de las primeras bicicletas a pedales, en la época del siglo XIX, estas máquinas se convirtieron en compañeras, primero de trabajadores que las utilizaban como medio de transporte, después de todo el que que vio en ellas una manera ligera, económica y ecológica de desplazarse y, de paso, seguir estando en forma.

Hoy las bicicletas se mueven por localidades, rutas, caminos, montañas, circuitos de deportes..., y sus modelos, de todas las clases y pretensiones, se ajustan a los individuos más diversos. Ya a inicios del siglo pasado, las "damas" reclamaron un modelo de bicicleta de recorrido para ellas, mujeres, que les permitiese gozar de este reciente artilugio, pero que respondiese a unas pretensiones básicas: sus largos y complicados vestidos. De esta forma se hicieron unas bicicletas, semejantes a las masculinas, pero descartando la barra horizontal, lo que dejaba a las señoras subir y bajar cómodamente y a las que se añadía una red sobre la mitad superior de la rueda posterior, para pedalear sin que sus vestuarios se prendiesen en los radios.

Desde ese momento, las bicicletas de recorrido de mujer han seguido fabricándose, manteniendo la famosa barra baja (sencilla o doble), lo que las distingue de los modelos de bicicleta de recorrido para hombre y con todas las creaciones que la tecnología fué ofreciendo al planeta de la bicicleta.

Interesante:  Los 10 Mejores Drones para Principiantes con Cámara

BICICLETAS DE PASEO PARA MUJER: PIEZA A PIEZA

Aunque hoy hay modelos de bicicletas femeninos de montaña, híbridos, plegables, etc., una de las más pedidas para su uso en localidad es la bicicleta de recorrido de mujer, es decir, la urbana, además llamada "city-bike". Partiendo de un modelo obsoleto, tipo holandés, se le agregaron toda clase de comodidades para incrementar su versatilidad y aceptar su utilización, además de en la localidad, en paseos por el campo. Aunque esta clase de bicicletas de recorrido diseñadas principalmente para mujeres es semejante a los modelos clásicos, en su construcción se eligen materiales resistentes y que faciliten confort. Hablamos de que la tranquilidad prime sobre la agilidad, todavía a costa de tener que incrementar el peso (suelen llevar elementos extra: luces, cestas delanteras...). De esta forma, y analizando sus piezas simples, se puede corroborar cuales son las particularidades de estos modelos. Con respecto al cuadro, el habitual "forma de diamante" pierde su barra superior que, o bien se descarta, o bien se baja y suelda paralelo a la barra frontal que une dirección y pedalier; este cuadro se acostumbra crear de acero, fuerte y duradero. Para la horquilla se utiliza por lo general además el acero. En algunas ocasiones se agrega un sistema de suspensión que amortigua probables baches y facilita la utilización de la bicicleta por terrenos desiguales y con desniveles. Las ruedas de las bicicletas de recorrido de mujer son enormes, de bastante más de 650 mm, y finas si son para rodar de forma exclusiva por localidad, o más gruesas, en la situación de las bicicletas híbridas (ciudad-campo). Se fabrican en aluminio o acero, con radios de acero y neumáticos con dibujo medio, pero sin tacos, pensados principalmente para terrenos duros (asfalto, pistas, caminos...). La transmisión puede ser fácil (sin marchas), o montar cambios de tres o siete velocidades, por lo general en el interior del buje trasero; las palancas de cambios se sitúan en el manillar, como en la mayor parte de bicicletas. En relación a los frenos, tienen la posibilidad de llevar modelos clásicos, V-brake, o contra-pedal, siendo este sistema más habitual en las bicicletas femeninas que imitan a los modelos antiguos. Tanto la capacidad como la tija del sillín, son rectas, de acero fuerte y aceptan su ajuste hasta hallar una posición de conducción de la mujer erguida y práctica. El manillar tiende a ser ancho ya que incrementa el control de la bicicleta, aunque resta algo de agilidad. Un taburete confortable y ancho, de piel, con muelles, con relleno de gel, etc., proporcionará un plus de confort a la bicicleta de recorrido. Los pedales, de acero simples, o forrados de caucho, integran reflectantes enfrente y detrás, pero no acostumbran llevar cala-pies (son bicicletas de recorrido, no de velocidad). Ademas de los elementos básicos anteriores, esta clase de bicicletas de mujer tienen la posibilidad de llevar un sinfín de plus para personalizarlas y hacerlas por el momento más cómodas y funcionales. De esta forma, entre otras cosas, agregan patas de cabra para aparcarlas de forma sencilla, porta-bultos para llevar chicos packs, sillas infantiles traseras para pasear al más reducido de la vivienda, cestas delanteras, cubre cadena y cubre ruedas para evadir manchas y enganches en la ropa, sistemas terminados de alumbrado (delantero, trasero y reflectante en ruedas), timbres, guardabarros... En relación a la pintura de las bicicletas de recorrido de mujer, puede ser brillante o satinada, con los guardabarros, cubrecadenas, etc., en el mismo tono o cromados, para llevar a cabo contraste.

Interesante:  Piscinas desmontables para poner en el jardín o terraza

BICICLETAS DE PASEO: UN TIPO PARA LAS NECESIDADES DE CADA MUJER

Entre los modelos que ya están en el mercado de bicicletas de recorrido para mujeres, tienen la posibilidad de distinguirse tres que, todavía manteniendo una manera similar (barra baja, ruedas enormes, complementos y adornos), muestran algunas diferencias que las hace apropiadas para diferentes usos y terrenos:

  • Bicicleta de recorrido de mujer urbana tradicional. Hablamos de modelos con barra fácil, líneas sencillas y redondeadas, proporcionalmente más altas que largas (aparentan ser cortas), con tubos anchos y ruedas de 650 o 700 mm de espesor medio. En Caliprecio tienen la posibilidad de hallarse modelos de esta clase, como la Vermont Rosedale 3 s o la Ortler DeGoya.
  • Bicicletas de mujer híbridas. Son bicicletas que, aparte de ser perfectas para su uso en localidad, invitan a salir al campo o montaña, en parte por sus cuadros resistentes y sus ruedas más anchas y pequeñas (normalmente de 650 mm). La Vermont Jersey 7, la Kettler Nena Balloon o la Giant Mio Cs2, son tres buenos ejemplos.
  • Bicicleta de recorrido para mujer "tipo vieja". Rememoran los primeros modelos del siglo pasado. Llevan doble barra, tubos más finos, ruedas más importantes y delgadas y, en oportunidades, prescinden de guardabarros, para parecer más sencillas. La Vermont Saphire 3s o la Creme Caferacer Solo 3-speed son dos ejemplos.

COMPLEMENTOS PARA LAS BICICLETAS DE MUJER

También tipo de recambios para las bicicletas de recorrido, en Caliprecio tienen la posibilidad de hallarse inmensidad de complementos para llevar a cabo más agradables los paseos y hallar una más grande personalización de la bicicleta, principalmente demandados por las chicas. Desde prácticos sillines hasta GPS para bicis, pasando por cascos, botellas para agua, alforjas, candados, mochilas, etc.

4.8/5 - (10 votos)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Subir

CaliPrecio.com: Usamos cookies para mejorar la experiencia de los usuarios en nuestra web. política de cookies